25 ene. 2012

DICEN...

Dicen los viejos kahunas hawaianos que Dios primero creó el mar, luego la tierra... y más tarde aparecieron fenómenos como la tormenta. Cuenta la leyenda que el mar se enamoró de la tormenta y la sedujo arrastrándola a las profundidades, donde tuvieron un idilio del que… nacieron las olas (nalu). Estas vagaron durante años por las profundidades y Dios observándolas, se enamoró de ellas y dedicó un tiempo a contemplarlas. Años más tarde, Dios hizo al hombre y
creó para él un paraíso volcánico. Pero al ver que el hombre de vez en cuando se sentía vacio y necesitado ordenó a las olas que fueran en su busca. Estas en un alarde de fuerza y energía, cruzaron los mares en forma de ondas hasta llegar a las costas. Al contemplarlas el hombre se
rindió ante tanta belleza y en un gesto espontaneo de amor y desprendimiento, hombre y ola se fundieron en una danza sagrada que dios llamó choree, SURF… la danza del amor entre el hombre, dios, la tormenta y el océano.

No hay comentarios: